CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

viernes, 29 de febrero de 2008

Nacimiento de Atenea

Zeus el rey de los dioses, pasaba otro día en el maravilloso Olimpo donde los dioses contemplan el mundo de los humanos a través de una fuente de agua translúcida. Un día mas de la eterna vida de Zeus, se dio de cuenta de la hermosura de la divina Metis, como era de costumbre al ser Zeus el mas poderoso de todo el universo no había nada que no estuviera a su alcance, Metis intento escapar de el transformándose en diversas formas pero un día Zeus la atrapo y mantuvo contacto carnal con ella dejándola embarazada pero Zeus fue a los infiernos por llamamiento de Hades,pues el adivino Rob le había dicho que el hijo que naciera seria mucho mas poderoso que el propio Zeus, por lo que el busco a metis con la lanza en forma de rayo donde desprendía una gran cantidad de poder. Zeus por fin encontró a Metis pero Rocky un dios de orden inferior se sacrifico destruyéndose para darle un poco de tiempo a Metis.Al año Metis dio a luz a una hermosa diosa llamada Atenea consiguió esconderla en donde mismo se había escondido Zeus de Cronos en la loma de una titán llamada Gaya allí fue entrenada en el arte del combate por un guerrero llamado Laird a los veinte años cuando ya disponía del poder mas grande de todo el universo se enfrento a su padre Zeus con el hacha (que se la arrebato al dios del trueno nórdico Thor) y con un escudo forjado por los titanes los cuales había liberado del tártaro pues sabia que no podía derrotar a todos los dioses ella sola.
Por lo que se dirigió al Olimpo con todos los titanes comenzando así la Atenomaquia.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Uf, he entendido la mitad de la mitad. A ver si más adelante con el final de este relato me entero de algo. Es que a estas horas ya no da uno mucho más de sí. Un saludo.

Ricardo dijo...

He releído el texto con más tranquilidad y me parece que va en buena línea de imaginación y de reinterpretación de este mito al que aludes. Anímate y termínalo antes del martes. Un saludo.